5 Razones para decir Sí al vídeo

 

1. Uno, para toda la vida

La forma más veraz de contar una historia es mediante la imagen en movimiento, ya que así funciona nuestro cerebro. Si lo que quieres es recordar… ¿por qué no mediante la herramienta más indicada para ello?


2. No te pierdas nada

El día de tu boda estarás a mil cosas, e incluso habrá algunas que te pierdas sin querer. No te preocupes, los profesionales de la imagen podemos verlo y grabarlo, y luego, enseñártelo. Cuantos más ojos, mejor.


3. Recuerdo

No quiero decir que tengas mala memoria, ¡ni mucho menos! pero igual que nos llevamos la cámara de fotos de vacaciones, el recuerdo de un acontecimiento tan importante tiene que ser impecable y que guste, tanto como para verlo varias veces.


4. Personalidad

Es tu boda y, por eso, el vídeo tiene que contar quien eres. Claro que tengo un estilo a la hora de hacer las cosas, pero eso no anulará el tuyo.


5. ¿Vergüenza, qué es eso?

¿A estas alturas estamos con eso? Que no te de vergüenza, sé que una cámara impone, pero haré todo lo que esté en mi mano para que te sientas cómoda y disfrutes de tu boda tanto como deseas.


 

Y por qué te lo mereces, y punto

¿No eres el protagonista? ¿No es tú día? ¿No llevas más de un año preparando esto? Pues para ti, el mejor recuerdo.