Belén y Miguel, Toledo fue testigo.

Belén y Miguel y yo nos conocimos en su preboda, junto al fotógrafo de Impresium. Fue una pareja muy agradable y divertida a pesar de sus nervios ante la presencia de las cámaras. Pronto se fueron relajando y finalmente, tras unas horas por el centro de Madrid, salió muy buen material que puedes ver en este enlace. Pasó el tiempo, y pronto llego su boda. Septiembre es muy buen mes para casarse, pero si lo haces con las vistas de Toledo que se se veían desde el Cigarral El Bosque, no puede salir mal. Confeti troquelado a mano por ellos, tarjetones y abanicos también caseros, el grupo de amigos de Miguel preparados para “liarla” y los sobrinos de Belén que ya habían empezado a hacerlo.

Pero esto no es una historia de dos, porque Bosco, el perro de la pareja, también estaba preparado con la bolsa de los anillos colgando del cuello. 

El día fluyó perfectamente, y termino en una sorpresa que ni ellos se esperaban. Julia, la hermana de Miguel cantaba la canción del baile nupcial, todo planeado hasta ahí. Pero después, no soltó la guitarra, si no que cantó ante los novios y todos los invitados una canción que llevaba meses componiendo para su hermano. Este momento lleno de emoción y sentimiento me pareció la banda sonora perfecta para editar el trailer de su boda. De esta forma, esa canción no quedaría solamente en su memoria. Ahora, será para siempre. 

¡Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *